Glenoaks Pathology Medical Group Glenoaks Pathology Medical Group  
Para las Familias
Para Abogados
Para Casas Mortuarias
Para Seguros
Para Medios de Comunicación
 

Información - Datos

¿Cuándo y por qué debe solicitarse una autopsia?

Es de consenso general que debe realizarse una autopsia en cada caso de muerte. Sin embargo, como su realización no es siempre práctica o posible, existen ciertas circunstancias en las que una autopsia es altamente recomendada o indicada:

  • Cuando la muerte es aparentemente natural pero inexplicable o inesperada y no se encuentra sujeta a ninguna jurisdicción médica forense.
  • En caso de muerte de cualquier paciente que haya participado de ensayos clínicos.
  • Si las muertes inexplicables o inesperadas ocurren durante o luego de cualquier procedimiento de diagnóstico o de terapia de naturaleza médica, quirúrgica o dental.
  • Cuando la muerte natural que ha ocurrido en una jurisdicción médica forense, pero su realización es exonerada, como por ejemplo en los casos en que hay evidencia que el paciente sufrió una herida o daño durante su hospitalización, o en casos en que la muerte de un paciente ocurre dentro de las 24 horas de ingresado a un hospital, o cuando la muerte de una persona es declarada dentro de las 24 horas de ingresada a un hospital.
  • Cualquier caso en que la autopsia pueda ayudar a la familia u otras partes interesadas a una mejor comprensión acerca de la muerte, a disipar sus miedos y dudas y así concluir con este capítulo triste en sus vidas y continuar con su vida.
  • Si la realización de la autopsia ayuda al médico tratante a entender las causas de complicaciones imprevistas y/o desconocidas.
  • Cualquier caso en que la causa de la muerte o el diagnóstico general no se conozca.
  • Cualquier muerte que sea resultado de enfermedades contagiosas o infecciosas de alto riesgo.
  • Cualquier muerte obstrética.
  • Cualquier muerte en la que haya motivos para creer que la autopsia pueda revelar una enfermedad conocida o de la que se sospeche su existencia y que pudiera afectar el bienestar de los sobrevivientes o de los receptores de órganos transplantados.
  • Cualquier muerte en la que se sospeche o se sepa que intervinieron riesgos enviromentales u ocupacionales.
  • Cualquier muerte en la que se necesite documentar enfermedades hereditarias como cáncer de colon, enfermedades cardiacas o relacionadas al corazón, Alzheimer, etc.
  • Cuando la familia considere iniciar un litigio relativo a la muerte de su ser querido.

¿Cuándo una autopsia es obligatoria?

Cerca del 20% de las muertes ocurridas en los Estados Unidos son objeto de investigación por los investigadores médicos y forenses. Si bien es cierto que las autopsias son normalmente realizadas en el curso de estas investigaciones, no siempre son requeridas por las autoridades. Cada caso es evaluado para determinar la causa y forma de muerte, y de esta evaluación puede decidirse que una autopsia no es necesaria, cuando se considera que hay suficiente evidencia para determinar la causa y forma de muerte sin recurrir a su realización. En caso de evidencia insuficiente, la ley puede requerir una autopsia para el establecimiento de los hechos. En estos casos no se requiere la autorización de la familia y son ordenadas por el Forense, y su costo es cubierto con el dinero proveniente de los impuestos. Si las autoridades determinaran que una autopsia es innecesaria, la familia tiene el derecho de solicitar su realización, a su propio costo.

Los criterios para considerar a una autopsia obligatoria varían de estado a estado, pero en general, las normas estatales requieren la realización de investigaciones y de autopsias en los siguientes casos:

  • Cuando se produzca una muerte como resultado de homicidio, suicidio o accidente, como colisión de vehículos, caídas, asfixia por inmersión, quemaduras o la ingestión de compuestos tóxicos.
  • Si una muerte ocurre en circunstancias extrañas y se sospecha de un acto doloso.
  • Ocurrencia de una muerte en el lugar de trabajo.
  • Muerte causada por un agente o enfermedad que represente una amenaza a la salud pública.
  • Una muerte repentina, inexplicable o inesperada.
  • Muertes relacionadas con el SMSL (Síndrome de Muerte Súbdita del Lactante).
  • Cualquier muerte ocurrida en custodia, detención, encarcelamiento o confinamiento.
  • La muerte de una persona internada en una institución, por causas distintas a su enfermedad orgánica.
  • Cuando el occiso va a ser cremado.
  • Si la muerte se produce en un hospital y el paciente fue admitido estando inconsciente o murió dentro de las 24 horas de ser admitido.
  • Cualquier muerte fetal o infantil relacionada con el uso de anestesia, procedimientos médicos, abuso de drogas por la madre, aborto ilegal, o en casos de feto nacido muerto y fuera del hospital.
  • Cualquier muerte originada en procedimientos médicos.
  • Cualquier muerte relacionada a la aplicación de anestesia, post-anestesia o producida en un período post-operatorio inmediato.
  • Muertes causadas por un efecto retardado de lesiones producidas anteriormente como convulsiones post-traumáticas, embolia pulmonar, fracturas de cadera, etc.

El grado de minuciosidad en las investigaciones de muerte varían de caso en caso. Debido a limitaciones de tiempo y presupuesto, la extensión de la investigaciones realizadas por el Experto Forense Oficial (Coroner) puede verse limitada y no se harán autopsias en todos los casos. Algunas veces, el examen post-mortem solamente comprende la realización de un examen externo del cuerpo o la simple revisión de la historia médica.


¿Cuándo la respuesta es la realización de una autopsia independiente?

Sucede muchas veces que las interrogantes sobre una muerte continuan a pesar de los hallazgos y explicaciones de los investigadores. Incluso una autopsia ordenada por el Examinador Médico o Forense (Coroner) puede no develar el misterio que pesa sobre el tiempo, energías y emociones de los familiares sobrevivientes. GPMG comprende estos factores y ha construído su reputación y práctica atendiendo a las necesidades de los sobrevivientes, buscando la respuesta a sus preguntas. Para ello, nosotros vamos más allá de lo que requiere el Departamento de Salud y la ley en una investigación de muerte. Proporcionamos hallazgos completamente independientes, completos y concluyentes. GPMG puede cubrir las necesidades de una familia que desea nombrar a un patólogo para que presencie una autopsia ordenada por el examinador médico o forense, o que desea realizar una autopsia completa y trabajo de laboratorio en los casos en que no hay autopsia requerida por ley. Todas las herramientas y tecnologías están disponibles para develar las respuestas y acabar con las preguntas e incertidumbres, permitiendo a los sobrevivientes cerrar un triste capítulo en sus vidas.


Para mayor información acerca de si la contratación de un patólogo independiente es aplicable a su caso en particular, contacte GPMG a los teléfonos o dirección electrónica indicados más abajo.


Glenoaks Pathology Medical Group, Inc
David M. Posey, MD

2222 Foothill Blvd. Suite E565
La Cañada, CA 91011

Tel: (800) 620-4644 • (818) 249-1911
Fax: (818) 249-1941

Atención las 24 horas, sólo llámenos al víper
(888) 434-1952

E-mail: info@GlenoaksPathology.com





© 2004 Glenoaks Pathology Medical Group, All Rights Reserved.